Los patos mallardos

Los patos mallardos son los más grandes del Paleártico occidental, mostrando un marcado dimorfismo sexual de plumaje en invierno y primavera.

A partir del final de la primavera, los machos tienen un plumaje de eclipse muy similar al de las hembras, lo que hace más difícil distinguir entre los sexos. El plumaje nupcial de los machos, que aparece entre julio y octubre, hace imposible confundir a los sexos.

Determinar la edad de los individuos es difícil en el campo, pero se puede hacer fácilmente en un ave en la mano. Los machos jóvenes adquieren un plumaje nupcial desde el primer invierno.

Posible confusión

Los machos en plumaje nupcial no deben confundirse con las aves silvestres de la zona, debido a su tamaño y a la coloración de su plumaje. Las hembras de pato de Mallard pueden ser confundidas en Francia con el pato chipeau (Anas strepera), también presente pero más pequeño y grisáceo.

Características biológicas

Dieta

Los patos mallardos son principalmente granívoros en invierno, consumiendo principalmente semillas de Potamogeton spp, Scirpus spp, Hordeum spp, Eleocharis spp, Carex spp. y en algunas zonas semillas de plantas cultivadas como trigo o arroz. Durante el verano, la proporción de presas animales (invertebrados, renacuajos, incluso peces pequeños) aumenta significativamente en la dieta, ya que los invertebrados son especialmente consumidos por los patitos.

En todas las estaciones, los recursos se recolectan bajo el agua, y la especie muestra una marcada preferencia por zonas de alimentación poco profundas (unos pocos centímetros) que le permiten mantener los ojos fuera del agua y, por lo tanto, mantener una actividad de vigilancia antipredatoria. El ánade real no se zambulle para alimentarse, por lo que se limita a profundidades inferiores a 45 cm (la profundidad máxima que puede alcanzar al alimentarse por balanceo).

El sedimento es recogido y filtrado a través de las lamas del pico que actúan como un colador y retienen las partículas de comida. Un pato real consume unos 100 gramos (peso seco) de recursos por día.

Ritmo de actividad

Durante la temporada de invernada, los ánades reales utilizan marismas, lagos y estanques de agua dulce o salobre para satisfacer sus necesidades alimentarias nocturnas (“áreas de alimentación nocturna”).

Durante el día, los individuos se reúnen en grandes cuerpos de agua no contaminados (grandes estanques y pantanos, ríos, estuarios) donde el descanso, el aseo y las interacciones sociales son dominantes (“descanso diurno”).

En las zonas más frías, los ánades reales también se alimentan durante el día para compensar sus elevadas necesidades energéticas. Sin embargo, este fenómeno es menos pronunciado que en especies más pequeñas, como la cerceta de invierno (Anas crecca), que encuentran aún más difícil adquirir suficiente energía cada 24 horas.